Elmar | Elmar - Donación de la Tingua por la Fundación Elmar
6895
single,single-post,postid-6895,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-3.6.12,vc_responsive

Blog

Elmar-Elsa-Marina-Losada-Fundacion-Elmar-Jorge-Malkun-Escultura-Tingua-Bogota

Elmar – Donación de la Tingua por la Fundación

Con obra escultórica, la artista barranquillera Elsa Marina Losada (Elmar) hace homenaje a la tingua, ave migratoria de los cerros orientales de Bogotá y los humedales de la capital, hoy en vía de extinción.

 

Con vistosos colores en su plumaje azul metálico y verdoso, de pico rojo con amarillo y largas patas, la tingua vuela desde los Llanos Orientales en marzo y en octubre para alcanzar su madurez sexual.

 

Elmar se enamoró de esta hermosa ave y desde hace cinco años comenzó una cruzada para que la ciudad recibiera su regalo. “He querido hacer un llamado a la comunidad porque esta ave está en peligro, es una oportunidad para llamar la atención sobre la necesidad de preservarla”. Para la artista, la tingua es un ave valiente que vence su timidez para pasar por encima de la amenaza de extinción.

 

Se escogieron los cerros orientales por ser una zona de recarga de los humedales, el hábitat natural por donde se desplaza durante las noches, además de ser una zona visible. Está exactamente en el parque vecinal Rosales de la calle 76A con avenida Circunvalar, cuyas bancas también fueron intervenidas, con el apoyo de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y el Instituto Distrital de Recreación y Deporte.

Elmar-Tingua-Elsa-marina-Losada-2

La obra entera tiene 3 m de alto, 2,30 m de largo y 1 m de ancho y está elaborada en concreto e intervenida con la técnica de mosaico en cerámica. El soporte es una base de concreto elaborada por el IDRD y la obra escultórica fue asumida por la Fundación Elmar.

“Cualquier artista que hace las cosas bien respeta a los artistas y me parece que esta escultura tiene un tratamiento moderno y poco convencional de la tingua”, comenta Édgar Francisco Jiménez, artista y vecino del sector. Desde hace 14 años, la Secretaría de Ambiente ha rescatado un total de 6.033 tinguas en la capital, gracias a la acción de la ciudanía que da aviso cuando las encuentran en techos y patios en época de migración. “Esta obra es para abrazarla, quererla y preservarla. El soporte azul es el símbolo del agua para proteger a la ciudad de Bogotá y recordarle que hay un ave que está en riesgo”, afirmó Elsa Marina Losada.

Sin Comentarios

0

Agrega un Comentario